Comunicado de prensa 049/19

Domingo de Cristo Rey del universo

24 de noviembre de 2019

1. Estimados hermanos que peregrinan en la Diócesis de Tapachula, en este domingo estamos celebrando la fiesta litúrgica de Cristo Rey del universo. Con esta solemnidad terminamos el tiempo ordinario. Esta fiesta nos recuerda que como cristianos debemos esforzarnos por vivir los valores del Reino de Jesucristo: vida, fraternidad, paz, justicia, entre otros.

2. La vida es un don que a menudo se está convirtiendo en centro de muchas amenazas. La vida, desde su concepción hasta su término natural, ha de ser defendida con decisión y valentía por la familia. Si en el hogar no promovemos y luchamos por la vida ¿en dónde más se hará? Es necesario crear una cultura de la vida que contrarreste la anticultura de la muerte, la cual a través del aborto, la eutanasia, la guerra, la guerrilla, el secuestro, el terrorismo y otras formas de violencia o explotación intenta prevalecer en algunas naciones. Una sociedad que pone su esfuerzo en defender la vida asegura un futuro mejor para los conciudadanos. Atentar contra la vida desdice de alguien que cree en el reino de Dios.

3. La fraternidad es un don y tarea de todos, especialmente de los cristianos. Dios nos ha bendecido en la Diócesis por ser un lugar donde muchos hermanos de otros países llegan queriendo encontrar un mejor lugar para vivir. Ha sido asombroso cómo poco a poco nuestra sociedad se ha ido acoplando y enriqueciendo con la cultura de estos hermanos migrantes, no sin sus serias dificultades todavía no resueltas. Aprovechemos esta valiosa oportunidad que el Señor nos regala de hacer creíble la fraternidad que Cristo nos enseñó y nos mandó vivir entre nosotros. Exhortamos a las familias parroquiales a que hagamos efectiva esta fraternidad solidarizándonos con los hermanos migrantes que llegan a los albergues o comedores diocesanos y que los atendemos con la ayuda de muchos creyentes.

4. Desde hace varios comunicados dominicales hemos insistido en que una nota característica de los cristianos es la paz. Nos duele y preocupa la situación de conflicto que viven nuestros hermanos de la zona alta de Tapachula, es decir, de Pavencul. Nos duele porque hemos sido testigos de que los implicados han pedido la ayuda del gobierno federal y estatal y pareciera que han hecho caso omiso del asunto. Nos preocupa porque son nuestros hermanos en la fe e hijos de la Iglesia y han ido escalando la violencia al calor del enojo y la frustración por los asuntos irresueltos. Nuevamente queremos alzar la voz y pedir que las instancias de gobierno procuren la atención necesaria a este asunto.

5. Que Jesucristo, Rey del universo, nos acompañe en nuestros propósitos de cuidar, promover y comunicar el don de la vida y nos ayude a construir el reino de Dios.


Fraternalmente

+ Jaime Calderón Calderón

VIII Obispo de Tapachula