Comunicado de prensa 051/19

II domingo de adviento

08 de diciembre de 2019

1. Estimados hermanos que peregrinan en la Diócesis de Tapachula, San Juan Bautista es el personaje central en el Evangelio de este Domingo. Adviento es un tiempo en el que la Iglesia nos invita a una mayor conversión. A través de aquel que es la “voz que clama en el desierto” nos urge a preparar el camino del Señor, enderezar las sendas y permitir así que Él venga y permanezca en nosotros. El Señor no viene ni permanece en un corazón que se aferra al pecado. Que la humildad de Juan Bautista nos ayude a preparar nuestro corazón para la venida del Señor.

2. Preparar el camino al Señor es la invitación de la Palaba de Dios en este domingo. Esta “preparación” incluye despertar la sensibilidad a la presencia de Dios en nuestras vidas. El Dios que se hace hombre para vivir entre nosotros continua haciéndolo en nuestras calles, colonias, pueblos y ciudades. Es Jesús el que se hace presente en el migrante y que a diario viene a nosotros. Cerrarnos a la presencia de los extranjeros, es negarnos a la presencia de Dios en ellos. Qué bueno que poco a poco nos hemos ido abriendo a la presencia del Señor en estos hermanos y hemos dejado enriquecer nuestra cultura con la de ellos.

3. Preparar el camino al Señor significa que estamos alistándonos para la Navidad. No podemos celebrar el nacimiento del Salvador en una sociedad donde se vive y promueve una cultura de la muerte: los robos, los asesinatos, los secuestros, el aborto, la eutanasia, las drogas, el alcoholismo y otros síntomas de la degradación de la sociedad nos hablan de que necesitamos abrir más nuestra vida familiar a la presencia de Dios. Este Niño Dios que va a nacer puede hacerlo en nuestra familia siempre y cuando lo permitamos. Sólo en el hogar aprendemos a sentir el calor del amor de Dios.

4. Preparar el camino al Señor nos habla de que se aproximan fiestas navideñas. Recordemos el compromiso urgente que todos necesitamos vivir sobre el cuidado de la creación. Evitar el uso de desechables, la quema de juegos pirotécnicos, asistir a las playas o ríos y dejarlos limpios son pequeñas acciones que pueden abonar al cuidado de la casa común.

5. Hoy celebramos la fiesta patronal de la Reina de la Diócesis, es decir, de Nuestra Señora de Margarita Concepción. La virgen María goza de una grande estima entre todos los hijos de esta Diócesis, sin embargo, he notado que algunos desconocen la protección y ayuda que “Nuestra Madre Conchita de Mazatán” brinda a este Iglesia Diocesana. Por tal motivo, quiero recordar la invitación que he hecho en mi carta pastoral de que todas las familias parroquiales realicen una peregrinación al Santuario de Mazatán pidiendo a la Virgen su intercesión en este tiempo de gracia y camino de esperanza que vivimos en la Iglesia particular de Tapachula.

6. Que Jesucristo, Rey que viene a nosotros, nos acompañe en nuestros propósitos de cuidar, promover y comunicar el don de la vida y nos ayude a construir el reino de Dios.


Fraternalmente

+ Jaime Calderón Calderón

VIII Obispo de Tapachula