Comunicado de prensa 09/20

I domingo de cuaresma

01 de marzo del 2020

1. Muy querida familia diocesana de Tapachula, hemos iniciado el tiempo de la Cuaresma. La liturgia de la Palabra nos lleva a recordar el comienzo de la Historia de la Salvación, donde se presenta un mundo creado como bueno y donde el ser humano fue colocado para ser feliz. El libro del Génesis nos recuerda la desobediencia de Adán y Eva, que sucumbieron a la tentación de querer ser como Dios y se incapacitaron para llevar a cabo ese proyecto. Las consecuencias de ese primer pecado endeudaron definitivamente la historia, destinándola a confundir siempre el bien y el mal; sin embargo, Cristo ha roto esa dinámica fatal. Jesús vence las tentaciones que siempre han agobiado a la humanidad. Que su obediencia de Hijo nos ayude a descubrir que es imposible reencontrar el camino de la salvación al margen de la voluntad de Dios.

2. Ante la epidemia provocada por el coronavirus (COVID-19), el cual causa enfermedades respiratorias que van desde el resfriado común hasta enfermedades más graves como el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS), y el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS), quiero hacer eco de las indicaciones que la Conferencia del Episcopado Mexicano nos dio para tomar las medidas preventivas necesarias y así evitar el contagio.

a) Se suspenda el saludo de mano con contacto físico, durante la contingencia. Lo anterior no elimina el rito del saludo de la paz, sino solamente, que en el mismo se evite el contacto directo interpersonal, y se pueda sustituir con una reverencia o un signo de voz.

b) La Sagrada Comunión, durante la eventual emergencia, será distribuida en la mano y no en la boca, según las normas de la Iglesia.

c) Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o utilizar gel con base de alcohol al 70%.

d) Al toser o estornudar, utilizar el estornudo de etiqueta, que consiste en cubrirse la nariz y boca con un pañuelo desechable o con el ángulo interno del brazo.

e) No tocarse la cara, la nariz, la boca y los ojos con las manos sucias.

f) Limpiar y desinfectar superficies y objetos de uso común en casas, oficinas, sitios

cerrados, transporte, centros de reunión, etc.

g) Quedarse en casa cuando se tienen padecimientos respiratorios y acudir al médico si se presenta alguno de los síntomas (fiebre mayor a 38°C, dolor de cabeza, dolor de garganta, escurrimiento nasal, etc.) es muy importante no auto medicarse.

Recordemos que estas medidas son PREVENTIVAS, por tanto, evitemos caer en la tentación de propagar información alarmista que confunda o llene de pánico a nuestras familias. No hagamos mucho caso de la desinformación que circula en redes sociales o en algunos medios de comunicación.

3. Cada diez años se realiza en nuestro País el Censo de Población y Vivienda que sirve para conocer cuántos somos, cómo somos, dónde y cómo vivimos. La Conferencia del Episcopado Mexicano nos ha exhortado a participar y a responder de forma completa el cuestionario a los entrevistadores del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en este Censo 2020, que se llevará a cabo el próximo mes de marzo. En un comunicado emitido por la misma Conferencia en días pasados se nos ha aclarado que con respecto a cómo debemos responder los católicos a la PREGUNTA SOBRE RELIGIÓN, ésta viene redactada de la siguiente manera:

¿Cuál es la religión de (NOMBRE)? (se refiere a los miembros que habitan en el domicilio). Es suficiente con contestar: CATÓLICA. Es este mismo sentido otro tema importante es la SEGURIDAD, por lo que se recomienda lo siguiente: cuando el entrevistador toque a tu puerta deberá estar debidamente identificado con chaleco, sombrero y un gafete con su fotografía, nombre y el número de entrevistador; con este último, tú podrás verificar su identidad en el Tel. 800 111 46 34 ó en censo2020.mx. El entrevistador no debe pasar a tu casa, el proceso de respuesta debe ser en la puerta.

4. En la Diócesis de Tapachula hemos ido superando la tentación de mirarnos a nosotros mismo y sólo velar por lo nuestro. Mirar al Señor Jesús, mirar al que fue tentado y que traspasaron, nos ha ayudado a mirar con ojos de misericordia a los migrantes. Esta semana del 2 al 4 de marzo tendremos en la Ciudad de Tapachula la primera reunión de encargados de casas o albergues de Migrantes de la zona sur del País. Esta reunión tiene como objetivo dar seguimiento a los acuerdos que se han tomado para atender mejor los éxodos migratorios y continuar respondiendo mejor ante estas movilizaciones masivas de migrantes. Encomendamos a la oración de la Iglesia Diocesana la buena realización de dicha actividad.

5. En el municipio de Tapachula se ha iniciado un nuevo periodo de gestión política. Auguramos a la Lic. Rosa Irene Urbina Castañeda, una administración que atienda las demandas de todos los ciudadanos como presidente Municipal. Rogamos a Dios le conceda la luz de su Santo Espíritu para que pueda servir con sensibilidad política cuidando siempre de los más pequeños y velando por la justicia, la paz y el bien común. Que el Señor Jesús, acompañado de la Virgen María y de San José, nos ayude a superar las tentaciones y nos anime en nuestro esfuerzo por vivir la caridad cristiana.


Fraternalmente

+ Jaime Calderón Calderón

VIII Obispo de Tapachula