Mensaje al Pueblo de Dios

16/20

V domingo de pascua

10 de mayo del 2020

1. Muy querida familia diocesana de Tapachula, hoy celebramos el quinto domingo del tiempo Pascual. La Pascua es una experiencia que no deja las cosas como estaban. La Pascua transforma la vida de los creyentes y afecta profundamente sus relaciones con Dios y con los demás. En el libro de los Hechos encontramos cómo la comunidad cristiana de Jerusalén, después de la resurrección, se organiza para atender mejor a sus necesidades, según los carismas y dones que cada uno ha recibido. La primera carta del apóstol San Pedro, que hemos leído en la segunda lectura, nos revela la gran dignidad y responsabilidad de los que se han identificado con Cristo resucitado mediante el bautismo. Y el Señor Jesús, en el evangelio de Juan, quiere preparar a los discípulos para el momento en el que ya no esté físicamente con ellos, de modo que puedan continuar la obra que él comenzó sin dejar de reconocerle como el único mediador que hace posible el encuentro con el Padre.

2. Feliz día de las madres. En medio de esta situación inesperada de la pandemia nos unimos a la celebración de una persona muy importante en la vida de todos: la mamá. Nuestro reconocimiento a todas las mamás en este día porque han sido, son y serán el elemento indispensable de la cultura llamada cristiana. Todas las madres han ofrecido lo mejor de sí para ayudarnos a vivir esta contingencia sanitaria redoblando el esfuerzo de ser maestras, formadoras y animadoras de la infancia y juventud. “Una sociedad sin madres sería una sociedad deshumana, porque las madres siempre saben testimoniar incluso en los peores momentos, la ternura, la dedicación, la fuerza moral”, dijo el Papa Francisco durante la catequesis en enero del 2015. Nuestra oración, afecto, y gratitud a todas las madres.

3. Del 11 al 15 de mayo viviremos en la Diócesis la “Semana de la Ecología”. Este año decidimos que viviríamos esta semana en los días próximos a la celebración de San Isidro Labrador. La Pastoral Social de la Diócesis, a través de la dimensión de la Pastoral de la Tierra, nos estará motivando a través de video-mensajes con contenidos formativos y retos para realizar en casa que se harán llegar a través de las redes sociales.

4. El 7 de mayo del presente año he emitido un decreto para la creación de la Comisión Diocesana de protección de menores y personas vulnerables (CDPMPV). Esta Comisión es una respuesta efectiva a las iniciativas de la Iglesia Universal y de la Conferencia del Episcopado Mexicano para hacer frente y tomar las medidas necesarias para prevenir conductas de abuso sexual de menores. La CDPMPV es una instancia diocesana consultiva y de apoyo para la prevención, detección y respuesta ante casos de abuso sexual infantil y personas vulnerables en el ámbito diocesano. He pedido a cada sacerdote y agente de pastoral que conozca y promueva el Decreto, el cual estará a disposición de todos en la página www.diocesisdetapachula.org En el Decreto explico con detalle la naturaleza y fin de la Comisión, así como también los ejes, la misión y los miembros que la integran.

5. En varios municipios de la Diócesis, específicamente en Tapachula, han aumentado los casos de coronavirus, quiero exhortarlos a no relajar el cumplimiento y la observación de las medidas sanitarias que nuestras autoridades de salud han emitido. Todavía no sabemos hasta cuándo podremos regresar a nuestras actividades ordinarias, pero mientras llega el momento, mantengamos la calma y tratemos lo más que se pueda estar en casa. Que nuestro Santo Patrono San José, el fiel y amoroso padre adoptivo del Señor, cuide y proteja esta tarea de todos, y que la reina de nuestra familia diocesana, la Inmaculada Margarita Concepción, nos asista y acompañe.


Fraternalmente

+ Jaime Calderón Calderón

VIII Obispo de Tapachula